«

»

Ago 08

Imprimir esta Entrada

Advierten perversión por el pago de coimas en medicina

Santo Domingo
Para el presidente del Patronato del Hospital General de la Plaza de la Salud (HGPS) y rector de la Universidad Iberoamericana (Unibe), doctor Julio Amado Castaños Guzmán, la práctica del pago de “incentivos o porcentajes” para el referimiento de pacientes es alta y va en aumento en el país, corrompiendo el ejercicio de la medicina.

Mientras, la Comisión de Ética del Colegio Médico Dominicano (CMD) dice que no puede actuar por rumores e insta al director del Servicio Nacional de Salud (SNS), Nelson Rodríguez Monegro, a presentar casos documentados con nombres sobre su denuncia de acciones que riñen con la ética entre el sector médico, para actuar en consecuencia.

De esta manera ambos actores reaccionan a la información publicada ayer por Listín Diario bajo el título “El paciente: en medio de una guerra de ‘incentivos’ y ‘regalos’ ” , donde se destaca que el pago de “incentivos” para referir pacientes a determinado servicio o para prescribir uno que otro medicamento ha ido tomando fuerza en los últimos años en el Sistema de Salud Dominicano, lesionando la sagrada confianza que debe primar en la relación médico-paciente y desatando una lucha entre la “ética y la bonanza”.

En tanto, este medio, a través de su sección de Economía y Negocios, intentó encontrar la reacción de representantes del sector industrial sobre el tema, pero no fue posible obtenerla.

El doctor Castaños Guzmán señaló que tal como publica Listín Diario, atendiendo a denuncias del director del SNS, el pago de porcentajes y dádivas por pacientes referidos, la indicación de moléculas de alto costo y la instalación de servicios privados en los alrededores de los hospitales, es una práctica que crece en el país y corrompe la prestación de servicios de salud.

En tal sentido entiende fundamental que ese tema sea abordado por las autoridades y las sociedades médicas con fines de atacar y enfrentar esa práctica que va en perjuicio del paciente.

Aunque dice que ese fenómeno no es propio solo de República Dominicana, lo que pasa en el país lo atribuye principalmente a las debilidades del sector público en ofertar los servicios de salud acorde a la demanda de la población, y bajo esa premisa y necesidad, entonces hay servicios privados que captan y se disputan abiertamente al paciente, muchas veces en complicidad con el profesional de la medicina.

Dijo que está a la vista de todos como centros de imágenes, laboratorios clínicos, supuestos centros de terapias de células madres y otros servicios, han proliferado en la vecindad de centros públicos y privados de salud para la captación por diversas vías de servicios diferidos.

“En la República Dominicana es una realidad en el sector de la prestación de salud, principalmente privada, establecida por casas comerciales, laboratorios, centros de diagnósticos, centros de radioterapia, entre otros, de pagar porcentajes a profesionales de la salud por la prescripción inducida de sus productos y servicios”, señaló el gerente médico.

Referimientos
Castaños Guzmán entiende que el referimiento es un tema delicado que debe ser tratado de manera amplia y que se deben desmontar prácticas perversas que están afectando finalmente a los pacientes.

En su opinión, lo mismo ocurre con el tema de la indicación de medicamentos de alto costo, donde dijo es una realidad que se prescriben moléculas específicas, motivadas más bien por intereses que por beneficios a los pacientes.

Abierta a investigación
La Comisión de Ética del Colegio Médico Dominicano (CMD), integrada por médicos de reconocida trayectoria de ejercicio, se mantiene abierta a investigar y actuar en consecuencia en toda acción que riña contra la ética profesional, pero su accionar no puede basarse en rumores, sino en denuncias concretas, advirtió su secretaria, doctora Altagracia Libe.

En tal sentido instó al doctor Rodríguez Monegro a presentar casos documentados, para ese organismo proceder a elaborar un expediente en base a pruebas y someterlo al Tribunal Disciplinario. “En el caso de las declaraciones del director del Servicio Nacional de Salud eso merece un análisis, para darle una respuesta, porque a vuelo de pájaro son violaciones éticas, pero su deber es acusar con nombres y apellidos, si lo hace nosotros hacemos las investigaciones y si se comprueba se actúa”, señaló.

Dijo que con esas denuncias, el doctor Rodríguez Monegro está envolviendo a mucha gente y a la vez no está envolviendo a ninguna, porque se sabe que en todas las profesiones hay de todo, por lo que no se puede condenar a toda la clase médica.

“Toda denuncia merece una investigación, por lo que debe hacerla con datos y nombres, y la comisión de ética hace la investigación”, añadió. Monegro aseguró que si el funcionario manda expedientes al respecto, la comisión de ética se reunirá y tomará las decisiones necesarias.

PROHIBICIONES EN EL CÓDIGO DE ÉTICA
El Código de Ética Médica del CMD que establece los deberes generales de los médicos que ejercen en República Dominicana y sus deberes con los enfermos, entre otros aspectos, está contenido en el decreto 641-05.

En su artículo 19 señala que queda absolutamente prohibido: a) Dar facilidad o ayuda a todo aquel/aquella persona que de manera ilegal ejercen la profesión médica; todo negocio o componenda intervenido entre médico y farmacéuticos, auxiliares médicos o personas relacionadas de algún modo con el ejercicio de la profesión médica y practicar acto que rebajen la dignidad profesional.

También prohíbe aprovechar las influencia oficiales en caso de ejercer función pública de carácter electivo, o desempeñar algún cargo administrativo para promover su posición profesional y aumentar de esa manera su clientela.

Comments

comments

Enlace permanente a este artículo: http://altamirany.com/?p=68633

A %d blogueros les gusta esto: