Nov 03

Ni una cosa ni la otra

Un informe de la Asociación Dominicana de la Industria Eléctrica (Adie) revela que los apagones representan para los hogares y las empresas un sobrecosto de 564 millones de dólares al año.

La suspensión del servicio eléctrico cuesta a los hogares unos US$228 millones, mientras que abastecerse de energía durante un apagón, les supone 336 millones de dólares anuales. También se estima que hogares carenciados pagan hasta 600 pesos al mes en compra de velas para alumbrarse.

No se ponen en duda los resultados de ese estudio que incluye una encuesta realizada por el Instituto Tecnológico de Santo Domingo (INTEC), como tampoco lo dicho por la Adie de que el servicio de energía costaría solo 400 pesos en hogares dotados de electrodomésticos básicos, mucho más barato que comprar velas.

Llama la atención que en la referida investigación se adjudica a las distribuidoras de electricidad la falta imputable por ese sobrecosto, sin llegar a establecer si el sector generador también tendría algún tipo de responsabilidad en el desajuste de precios de la industria eléctrica.

Un dato relevante no contenido en ese estudio es el que se refiere a las transferencias anuales que debe hacer el Gobierno hacia el sector generador de electricidad para conjurar déficit o deudas acumulados en la compra de energía.

Se ha señalado que desde 2005 el valor acumulado de esas transferencias sobrepasan los diez mil millones de dólares, lo que se equipara con el monto anual del déficit fiscal, a pesar del esquema de distribución de electricidad basado en subsidios a los hogares de menor consumo y sobreprecio a los de clase media.

Sorprende también que ese informe, en el que se señala que el costo del servicio eléctrico sería menor que adquirir velas, se publique al día siguiente de la presentación al presidente Danilo Medina de los resultados de las discusiones en torno al Pacto Eléctrico, en el que se afirma que el 95% de su contenido fue consensuado.

A lo que se aspira es a que los hogares y las empresas no tengan que pagar un sobrecosto de 600 millones de dólares al año a causa de los apagones, ni que el Gobierno tenga que transferir centenares de millones de dólares cada año al sector generador de electricidad. Ni una cosa ni la otra.

Comments

comments

Enlace permanente a este artículo: http://altamirany.com/?p=69921

A %d blogueros les gusta esto: